reproches

45

Se dedicaba a vender rodamientos. Llevaba haciéndolo más de doce años ya, desde dos mil cinco. Precisamente ese fue el año en que empezó a perder las esperanzas de convertirse en un afamado lingüista; Semántica 2 fue demasiado para él. A menudo recordaba ese martes de septiembre, el día del examen parcial, luchando contra sí mismo, debatiéndose entre entrar o no entrar al salón. No entró.

No entró hasta cinco años después cuando, infructuosamente, compaginaba cursos en las pocas horas que el vender rodamientos le dejaba a sus días. Duró un par de meses en esas idas y venidas, pidiendo permisos para no faltar a sus clases, inventando reuniones con clientes a las ocho de la mañana, o yendo a ver muestras inexistentes de rodamientos. Lo dejó.

Diecisiete años habían ya pasado desde su primer día en la universidad. Cuando pensaba en ese día se veía a sí mismo con tantas ganas, con tanta atención, con tanto orden, con tanta pulcritud. Después, volvía a verse en el día presente: el desasosiego era inevitable.

Tristeza.

Anuncios
Estándar
iglesia de jesucristo

44

Este fin de semana pasado fue la #LDSconf. Para quienes pertenecemos a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), esta Conferencia General es una fecha importante, que ocurre dos veces al año: la primera semana de abril y la primera semana de octubre.

Estas reuniones son importantes para nosotros porque los discursos son dictados por las Autoridades Generales de nuestra Iglesia. Consideramos Autoridades Generales a los miembros de Primera Presidencia, los del Cuórum de los Doce, los de la Presidencia de los Setenta, los del Cuórum de los Setenta, los del Obispado Presidente y los de las presidencias generales de las organizaciones auxiliares. Puede resultar un poco confuso esta organización para quien no pertenece a la Iglesia, por lo que una forma práctica de resumirlo sería que las Autoridades Generales son quienes dirigen la Iglesia.

Ahora, tantas organizaciones no pueden dirigir una Iglesia sin caer en la confusión. La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce están compuestas por quince hombres (tres y doce, respectivamente) a quienes consideramos profetas, videntes y reveladores, y quienes poseen la autoridad del sacerdocio para dirigir la Iglesia y administrar ordenanzas. De todos estos estos quince hombre, uno de ellos, Russell M. Nelson, es quien preside la Iglesia y la dirige, y a quien, nosotros, consideramos nuestro profeta.

Cada seis meses nos preparamos para escuchar atentamente los mensajes de nuestras Autoridades Generales, con reverencia y sabiendo que ellos son portavoces de nuestro Padre Celestial.

En la sesión del domingo por la mañana, discursó el presidente Dallin H. Oaks, Primer Consejero de la Primera Presidencia. Comparto su discurso, pues, a mi gusto, fue el mensaje que más caló en mi mente y mi corazón. Este mensaje, en lo personal, me ayudó a comprender el poder de las cosas pequeñas y sencillas.

Estándar